NUESTRO CARISMA HOY

Mensaje del capítulo General 2013 (Menzingen Suiza)

La Esperanza nos impulsa a Avanzar

Nosotras, Hermanas de la Santa Cruz, creemos que Dios nos llama hoy a ser mujeres de esperanza empoderadas por la PALABRA para:

  • Llegar a todos a través de apostolados creativos en ámbitos socio-pastorales.
  • Continuar evangelizando por medio de nuestra vida y misión.
  • Desarrollar en todas las Hermanas habilidades pastorales otorgándoles la formación correspondiente

Continuar e intensificar la colaboración:

  • Entre las Provincias de la Santa Cruz: compartiendo competencias, personal y recursos, de modo que con apoyo mutuo podamos aprovechar al máximo nuestras fuerzas, dones y sabiduría.
  • Con otras congregaciones religiosas: intensificando nuestra cercanía como personas comprometidas en la misión de Cristo.
  • Reforzando iniciativas de colaboración con laicos y organizaciones para la transformación de la sociedad.

Fomentar y celebrar nuestra internacionalidad

  • Reconocer, apreciar y promover la singularidad y la diversidad de culturas, nacionalidades.
  • Aceptar la responsabilidad de mantener viva y actualizada nuestra herencia congregacional.

Planificar el futuro, sin dejar de vivir en el presente.

  • Evaluar nuestra situación y planificar un trabajo conducente al cambio de estructuras de gobierno y de liderazgo en nuestras provincias e iniciarlo a la luz de la realidad de hoy.

Comprometernos a la no violencia en:

  • Las relaciones humanas en todos los niveles.
  • El cuidado de la creación.

Porque yo sé muy bien lo que haré por ustedes – oráculo de Yahve – pensamientos de paz y no de desgracia, de darles un porvenir lleno de esperanza…
Jer. 29,11.

NUESTRO LOGO

Germinando de una semilla caída en tierra, nuestro Señor encarnado, Jesucristo, reina del Arbol de la Cruz. El comparte nuestra condición humana y nos muestra como proclamar el poder de la esperanza en la cruz y la resurrección, auto trascendiendo para dar la vida al mundo.

Nuestra congregación Santa Cruz es como el árbol plantado en Menzingen, cuyas ramas continúan creciendo en la misión de cuatro continentes, para encontrar a diario una nueva inspiración en nuestro CARISMA DE ESPERANZA VIVA. Esto es realmente una respuesta a la oración de Madre Bernarda Heimgartner en su lecho de muerte , hace 150 años, “El Señor, bendiga y conserve nuestra casa”.

Provincia Latinoamericana

Argentina
Perú
Chile

Correo Electrónico

WebMail